NUESTRO ESTUDIO DE DISEÑO

EL ESTUDIO DE DISEÑO


Un reloj de Baume & Mercier, mezcla de modernidad y tradición, de autenticidad y creatividad, es la culminación de un largo proceso de reflexión profunda y trabajo en equipo. El Estudio de Diseño, dirigido por Alexandre Peraldi, se encarga de gestionar el delicado desarrollo creativo de todos los nuevos relojes de Baume & Mercier. El secreto del éxito del departamento de producción integrada, situado en el corazón de la sede de Baume & Mercier, cerca de Ginebra, consiste en encontrar el equilibrio adecuado entre la estética, que define el Estudio de Diseño en colaboración con los equipos de desarrollo de productos, y las capacidades de producción técnica definidas por los ingenieros encargados del desarrollo técnico.

El proceso de diseño:

The process leading to the creation of Baume & Mercier watch collections aspires to produce a fusion between the contemporary vision of the Maison and the traditional rules of watch design, while at the same time respecting the principle of the "golden ratio," of which the Phi symbol is the logo of the Maison.

Fuentes de inspiración:

Todas las colecciones contemporáneas de Baume & Mercier tienen en común el hecho de inspirarse en algún modelo histórico del museo de la Maison. Estas interpretaciones libres, realizadas por el Estudio de Diseño con talento y espíritu moderno, permiten definir la personalidad de cada nuevo modelo y, al mismo tiempo, incorporarlo de manera elegante a la familia, cada vez más nutrida, de creaciones de Baume & Mercier.

El alma de las colecciones:

Por ejemplo, el Linea, con sus líneas puras y atemporales, es una extrapolación de un modelo de pequeño tamaño producido en masa en los años 50. El motivo unificador de la colección Capeland procede de un cronógrafo emblemático de los años 40, mientras que el modelo Hampton es la versión contemporánea de un modelo rectangular de estilo Art Déco. Por su parte, la colección línea Classima toma como modelo un reloj elegante creado por primera vez en los años 60. Finalmente, la colección Clifton se inspira en un reloj con un diseño puro y equilibrado que se incorporó al catálogo de Baume & Mercier en los años 50, la época dorada de la relojería.

PROCESO CREATIVO: Una vez elegida la pieza del museo de acuerdo con la orientación que se pretende dar a la nueva colección, el Estudio de Diseño empieza a reinterpretar los códigos mediante bocetos a lápiz y posteriormente pasa a trabajar con diseños digitales de dos dimensiones. Una vez la dirección ha aprobado las principales características estéticas, empieza el trabajo para establecer las dimensiones finales.

TRATAMIENTO 3D: Antes de establecer las dimensiones finales, hay que utilizar técnicas de diseño por ordenador que incluyen software de 3D. Los diseños se completan en el Estudio de Diseño, donde los ingenieros de desarrollo de productos garantizan que las decisiones técnicas tomadas resulten realizables. Una vez validada esta fase, el Estudio de Diseño empieza a elaborar los modelos utilizando técnicas innovadoras, como por ejemplo la estereolitografía, un método de impresión avanzado que permite dar volumen físico a una imagen en 3D creando un modelo de la misma en resina sintética. A continuación, partiendo de un modelo metálico en tamaño real se aplica el acabado a fin de conseguir el aspecto estético que se desea para el reloj.

PERFECCIONAMIENTO DE LOS PROTOTIPOS: Una vez se han validado los modelos de resina y metálicos, se producen los primeros prototipos de las esferas, las agujas y los brazaletes para apreciar de la mejor manera posible el acabado de cada modelo.

PRODUCCIÓN: Tras la inclusión de las últimas mejoras, los prototipos finales, ensamblados con el mismo cuidado y atención que los relojes de producción estándar, se analizan en detalle antes de someterlos a varias comprobaciones y pruebas de impacto concebidas para garantizar su calidad y robustez (pruebas de desgaste, prueba de desgaste acelerado y pruebas de resistencia). Una vez comprobados todos los aspectos, ya se puede iniciar la producción. Durante la fase de producción y ensamblaje, se realizan numerosas inspecciones para comprobar que los cientos de componentes cumplen las especificaciones establecidas para cada reloj Baume & Mercier. El ensamblaje final se realiza siguiendo los procedimientos establecidos en nuestros Talleres Relojeros de Les Brenets, en pleno epicentro de la relojería suiza, y cumple los estrictos estándares establecidos por la familia que fundó Baume & Mercier en 1830 y que se resumen en el lema "Aceptar sólo la perfección, fabricar sólo relojes de la más alta calidad". Nuestros relojes también se someten a todas estas pruebas y comprobaciones para garantizar a nuestros clientes que cada uno de ellos ha sido tratado con cuidado y atención constantes durante todas y cada una de las fases de producción, ensamblaje y empaquetado.


DESCUBRA LOS RELOJES BAUME & MERCIER



RELOJES PARA HOMBRES 

RELOJES PARA MUJERES 

BUSCADOR DE RELOJES