LA EXCELENCIA SWISS MADE

EL AUTÉNTICO SAVOIR-FAIRE DE LA 7ª MAISON RELOJERA MÁS ANTIGUA DEL MUNDO

La excelencia Swiss Made

Baume & Mercier siempre ha tenido la ambición de dejar marca en cada época. Sus fundadores, los hermanos Louis-Victor y Célestin Baume, fieles a su lema "Aceptar sólo la perfección, fabricar sólo relojes de la más alta calidad", definieron con mucha precisión las líneas que tenían que seguir las creaciones de esta casa relojera, fundada en 1830 y una de las más antiguas de Suiza.

Louis-Victor, un visionario, fue el primero en utilizar el calibre Lépine en la región del Jura. En cierta manera, ya había intuido el potencial que representaba la mujer al regalar a su hija Mélina un reloj de bolsillo de oro en 1869. Esta elección decisiva, reforzada por los diseños innovadores de las décadas de 1920 a 1940, confiere una energía especial a las colecciones relojeras actuales destinadas a las mujeres.

Famosa también por sus relojes con complicación, Baume & Mercier destaca en el arte de la relojería por sus cronógrafos, sus repeticiones de minutos y sus cronómetros. Asimismo, Baume & Mercier posee gran número de patentes, que ahora ya son de dominio público, de invenciones como la que en 1965 se bautizó con el nombre de Planetary Rotor, destinada a relojes automáticos extraplanos.

Fabricados en Suiza desde sus orígenes, los relojes Baume & Mercier han ganado siempre muchos premios en las diferentes exposiciones universales o concursos realizados por los observatorios de cronometría. En 1919, la marca recibió el famoso "Poinçon de Genève", sello que certifica la excepcional artesanía y calidad de sus creaciones.

Aún hoy, Baume & Mercier sigue ofreciendo a sus clientes relojes dignos de celebrar una tradición relojera que lleva más de 180 años siendo fiel a los valores de la artesanía más fina, siempre atendiendo a las expectativas de nuestros clientes.

  • Célestin Baume y su hermano Louis-Victor Baume, fundadores de la sociedad Frères Baume en 1830
  • Baume & Co recibe una Medalla de Oro por su Excelencia en la Fabricación en la Exposición Internacional de Invenciones de Londres, en 1885
  • Montaje de un movimiento de reloj Baume & Mercier
  • Fondo abierto del reloj Capeland

La calidad según Baume & Mercier

En Baume & Mercier, el arte de la relojería es un proceso continuo. Orgullosa de su pasado, la casa tiene el honor de crear colecciones contemporáneas de una fabricación impecable.

Asimismo, fiel a la etiqueta Swiss Made, la firma diseña y desarrolla sus piezas en su Estudio de Diseño, ubicado en las oficinas centrales de Ginebra, y todos los relojes se montan en sus Talleres Relojeros de Les Brenets, en pleno corazón del Jura suizo.

Calidad de diseño

Antes de iniciar la producción, los prototipos se someten a meticulosas pruebas para garantizar que los futuros relojes tengan la resistencia necesaria. Las pruebas son tanto dinámicas como químicas.

Los instrumentos de cómputo del tiempo se someten a condiciones extremas (calor, niebla salina, exposición a los rayos UV, impactos violentos y repetitivos, vibraciones, etc.). No superar alguna de estas pruebas significa la eliminación inmediata.

Calidad de producción

Durante la producción, las cajas ya montadas (juntas y acabados) y los calibres automáticos o de cuarzo (precisión y reserva de marcha) se controlan de manera individual para garantizar que cada reloj funcione exactamente de acuerdo con las especificaciones dictadas por Baume & Mercier.

Cada reloj elaborado por los Talleres Relojeros de Les Brenets pasa por una serie de verificaciones visuales y estéticas a lo largo del proceso de fabricación. Por último, para garantizar una calidad impecable y homogénea, cada pieza terminada se somete a una concienzuda inspección final antes de enviarse a alguno de nuestros distribuidores autorizados.


DESCUBRA LOS RELOJES BAUME & MERCIER



RELOJES PARA HOMBRES 

RELOJES PARA MUJERES 

BUSCADOR DE RELOJES