LA ESBELTEZ COMO QUINTAESENCIA DE LA ELEGANCIA


Aunque parezca paradójico, los relojes planos siempre han servido a los relojeros como el mejor medio para plasmar su verdadero talento, a la vez que reflejan la nobleza y cultura de sus propietarios. A lo largo de su historia, Baume & Mercier ha creado varios relojes planos. El reloj extraplano de oro blanco, lanzado en 1865 y accionado por un calibre con microrrotor automático, sigue siendo, aún hoy, uno de los mejores ejemplos de esta pasión. Este modelo, que representa el reloj clásico definitivo por su equilibrio, forma parte del museo Baume & Mercier y ha servido de inspiración para la colección Classima, contribuyendo así a su éxito.

 

 

Modelo histórico de 1965, colección museo Baume & Mercier

 

 

 

 

 

 

 

La colección Classima, formada por relojes de acero, oro rojo de 18 quilates o en versión bicolor, con pulsera de aligátor, acero o bicolor, está impulsada por calibres mecánicos automáticos o por movimientos de cuarzo de fabricación suiza. Esta colección, formada por modelos de 39 y 42mm de diámetro, ha sido reinterpretada en 2015 y cuenta con modelos de 40mm de diámetro para conquistar a los hombres que desean un reloj elegante y discreto. Los relojes cuentan con distintas esferas, entre ellas la emblemática guilloché lineal, y combinan a la perfección la sobriedad con la técnica relojera.

Los Classima, apreciados por su delicadeza y equilibrio, también van destinados a las mujeres. Las cajas, disponibles en 31 y 36,5mm de diámetro, están decoradas con un bisel engastado con diamantes en algunos modelos de acero pulido o, en la versión bicolor, con un revestimiento de oro rojo de 18 quilates. Sus esferas blancas o de nácar con números romanos y decoración guilloché soleil enriquecen la colección.


DESCUBRA LOS RELOJES BAUME & MERCIER



RELOJES PARA HOMBRES 

RELOJES PARA MUJERES 

BUSCADOR DE RELOJES